Por primera vez

La soledad y el tiempo. Sin duda, mis peores enemigos. A quién odié y a quien tanto amo me condujeron al hastío indeseado de la soledad y a detestar el transcurso del tiempo, casi tanto como el sonido funesto del reloj que hoy me acompaña. Bajo tu sombra, amiga, recuerdo el día en que te conocí, el asombro de tu imponente figura y la expectación que causas, allí erguida e implacable. Sin amargura ni rencores. Tan eternamente bella…

Contra todos nosotros, el tiempo pasa. Y cuando se ralentiza, duele. Y cuando se olvida, también. Es ocaso y luz y podredumbre. Es también melancolía de lo perdido, o quizá de tan sólo lo intuido. Es anhelo de conocimiento y de ensueño. Es, en definitiva, falta de amor.

Tour Eiffel, Paris. Fuente: Beatriz Oliver

Tour Eiffel, Paris. Fuente: Beatriz Oliver

Elisa Pont

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s