Lenguaje con-sentido

La palabra, oral y escrita, es el origen de nuestras vivencias, del amor insólito entre dos desconocidos, de la confusión reiterativa de los sentimientos. Su uso indiscriminado ha terminado por desgastarlas de forma que el lenguaje se pervierte, y nos pervierte. La complejidad se evidencia en el doble sentido de las palabras, al igual que las personas con vidas enrevesadas.

Este es el espíritu latente de la segunda obra teatral de Juan José Millás, La lengua Madre, que se reprensenta en el teatro Talia hasta el próximo 1 de diciembre. En escena, el carismático Juan Diego encarna a un gramático algo confuso, cuya vida está marcada por el lenguaje. Un “personaje tierno”, en palabras de Juan Diego, como lo son los héroes anónimos. Es tal la inmersión en el personaje dentro de un monólogo en continua metamorfosis, que hasta el traje que viste es intransferible.

lengua madre

Una obra que, como dijeron sus protagonistas, se ha hecho a sí misma, tras más de dos años de conversaciones en las que fue el director, Emilio Hernández, quien posibilitó la mudanza del papel al escenario.

Nacida como conferencia del periodista y escritor valenciano, La lengua Madre es una reflexión sobre como el poder tergiversa las palabras para adecuarlas a sus fines. Dramatismo y humor negro se mezclan para provocar empatía en el público, que interactúa en cada aplauso y cada silencio.

Elisa Pont y Alba Vilar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s