Visiones enlatadas

Ya es demasiado tarde. Entre otras cosas, para visitar la abstracta muestra de uno de los referentes del mundo del pop art: ‘Andy Warhol, Superstar’. Sus pinturas ataviaron las paredes del Centro Cultural Bancaja de Valencia del 29 de septiembre hasta el pasado 5 de enero y ahora han regresado a sus aposentos originales: al The Andy Warhol Museum de Pittsburgh (Pensilvania, EE.UU).

Una exposición que nos permite sumergirnos en el universo warholiano, en esa dimensión excéntrica de la que el artista hizo gala durante todos sus años de producción. Más de 60 obras en las que se plasma su obsesión desmesurada por el consumismo, la atracción hacia los personajes icónicos del siglo XX y la preocupación –tantas veces negada− por la muerte.

Así, entre sus mitificadas latas de sopa Campbell, la mirada felina de Liza Minnelli, su peculiar Venus de Botticelli o ese retrato de quien fuera y es el erotismo personificado, Marilyn Monroe, uno puede intuir ya el delirio que se escondía tras su pincel.

Una persona con tanta creatividad no podía limitarse a una sola forma de expresión artística, por ello también su inspiración se convirtió en cine. De ahí, que junto a sus obras se sitúen algunos de los instrumentos utilizados en The Factory, como ese sofá de terciopelo granate o la pantalla que proyectaba interminables grabaciones.

Warhol no se equivocó al vaticinar que todos tendríamos nuestros 15 minutos de fama. Lacónicos, pero intensos.

CIMG4618

Alba Vilar y Elisa Pont

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s