La cultura más sonámbula

Los metros se apresuran hacia sus últimas paradas antes de reposar en la estación. Mientras, las colas de los supermercados rozan el infinito, pues son muchas las almas olvidadizas que se apresuran a comprar sustento para la fría noche.

Pero la escena- tan cotidiana en Roma- se detiene por una notte: distinta a la par que enigmática.  Es la notte del 6 de octubre y los museos, normalmente condenados a la luz del sol, abren sus puertas a la oscuridad romana.

Adquieren una nueva tonalidad, más sobrecogedora si cabe. Todas esas pruebas vivientes de que hace años-muchos- existió un imperio que tejía el mundo; se mimetizan con los amantes rezagados, los turistas curiosos y los cazadores de las instantáneas más brillantes.

Fuente: Lidia Seijo

Engalanada con mármol de carrara, aquel con el que jugaba Miguel Ángel a crear belleza. Perfección.  La ciudad se convierte  en el escenario de todo tipo de manifestaciones artísticas: conciertos, proyecciones de películas en versión original, representaciones teatrales… y cualquier forma de arte que se pueda concebir.

Arte en todas sus versiones.

Alba Vilar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s