Melancolía invernal

Una fotografía de antaño…

La noche ha arrasado una vez más con el paisaje bucólico de este bosque, bañándolo en la más absoluta penumbra. Ni siquiera el eco de tu voz consigue perturbar este silencio que, poco a poco, se engulle cada una de tus palabras: sordas, enigmáticas, simples radiografías de un pensamiento interno.

¿Para qué esforzarse hasta perder el aliento, convertido ya en un sonido ronco, si sabes que nadie puede – o quiere – escucharte? Vuelves al mismo rincón, al de siempre, en el que todo permanece inmutable y cercano, tanto que incluso a veces parece que te enreda con sus terroríficas garras para no soltarle en mucho, mucho tiempo…

Pero ante la noche, siempre aparece un nuevo día en el que debería reinar la claridad; esa que te invita a salir de tú letargo y a unirte al ritmo desorbitado de la vida diaria…

Aún así,no podemos olvidar que en esta temida oscuridad nunca estamos solos. Nunca.

Elisa Pont

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s