Al son de Cuba

Fernando Trueba y Javier Mariscal en el estreno del film en el Olympia

Invierno, ya puestos Navidades… La nieve cae incesante bajo la atenta mirada de los arboles, luces de colores, manos repletas de bolsas, niños alegres.
Contemplo la estampa tras la ventana sucia, en una habitación contaminada de anhelos. Observo cautelosamente mis dedos fríos.

Cuba, finales de los años cuarenta. Rita, mueve las caderas, sonríe a ritmo de Jazz en un baile de La Habana. Chico, escondido tras su piano, le regala compases a Rita. Sonríen.

Nace Chico y Rita, la película de dos genios unidos por el ansia de crear pura poesía visual. Un film, con trama de Trueba y animación de Mariscal inspirado en Bebo Valdés, aquel hombre que estremece pianos.

Sabor a cuba, esa que cálidece nuestros huesos congelados por Diciembre. Nos transportamos a una época, un momento de la evolución del Jazz. Cuando los Contrabajos y Saxos colapsaban las calles de La Habana.

Catarsis; al oír la voz susurrante y desgarradora de una de las flamencas por antonomasia, Estrella Morente bajo la melodía creada por Bebo.

Un ruido ensordecedor me devuelve a la realidad, ¿se habrá caído el barrigudo de traje rojo? Vuelvo a mirar mis dedos que ahora se mueven incesantemente imitando a los de Bebo.

Alba Vilar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s