Somewhere, lo nuevo de Sofia Coppola

Cartel de la nueva película de Coppola

La nueva película de Sofia Coppola llega a España tras una larga espera desde su presentación en la Mostra de Venecia de 2010, donde ganó el León de Oro a la mejor película. Somewhere, protagonizada por Stephen Dorff y Elle Fanning en papel de padre e hija, retrata la historia de un actor de Hollywood en decadencia que recibe la visita inesperada de su hija de 11 años que romperá con su estilo de vida. Sin embargo, la película no pretende ser un relato de redención o arrepentimiento sino simplemente se limita a mostrarnos el día a día de un personaje atrapado en una existencia frustrante.
La vida de Johny Marco está llena de excesos vacíos que lejos de satisfacerle le sumergen en una rutina tediosa y agobiante. Coppola ha elegido como residencia del protagonista el famoso hotel Chateau Marmont de Los Ángeles, escenario de algunos de los momentos más emblemáticos de la historia de Hollywood, y que encaja a la perfección con la imagen estereotipada de las estrellas del cine, cuyas vidas nunca son lo que parecen. Es durante su estancia en el hotel cuando aparece su hija, Cleo, que hará tambalear la supuesta comodidad en la que vive su padre. El carácter minimalista de la película justifica la poca relevancia de otros personajes, de manera que sólo sirven para contextualizar a los protagonistas, ya que la relación entre éstos forma la trama principal del film.
La directora vuelve a recurrir a la música rock para configurar la banda sonora, pero esta vez en menor cantidad para no restarle fuerza a las imágenes. Cabe destacar la canción del grupo The Strokes, I’ll Try Anything Once, que acompaña posiblemente la escena más tierna entre el padre y la hija. Algo que ha sido muy criticado es la ausencia de un hilo conductor y planos más narrativos, ya que son estáticos y están más preocupados por mostrar una realidad específica que por contar unos acontecimientos. Lo mismo ocurre con el diálogo: apenas hay conversaciones largas, y los personajes se limitan a contestarse sin aportar nada nuevo.

Una de las escenas del film

No obstante, Coppola ya nos tiene acostumbrados a este estilo de cine: menos narrativo y quizás mas artístico, muy preocupado por la estética y la imagen, más visual. Han sido muchas las comparaciones con sus anteriores películas, sobre todo con Lost in Translation que muestra una situación parecida en la ciudad de Tokyo, donde un actor en decadencia (Bill Murray) conoce a una joven filósofa ( Scarlett Johanson) que le inspira y le hace replantearse su vida. En definitiva, podríamos decir que a la directora le gusta recrearse en el estereotipo del “pobre niño rico”, que teniéndolo todo es incapaz de ser feliz, y así lo ha mostrado práctimente en todas sus obras. Pese a que Sofia Coppola lo ha negado en varias ocasiones, es inevitable pensar que hay cierta inspiración autobiográfica como hija del gran Francis Ford Coppola, sobre todo en Somewhere donde podemos ver en Elle Fanning una pequeña Sofia Coppola.

Elisa Pont y Gabriel Pérez.

Información publicada anteriormente en www.uvalencia.info

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s